Revista Muy Interesante con versión online

La versión mexicana de la revista Muy Interesante ha lanzado una versión online, con el nombre Muy Interesante DIGITAL. La página esta desarrollada en su totalidad en Flash, lo malo es que si no tienes una buena conexión puede ser muy tediosa la espera en algunos casos.

El contenido se muestra en su totalidad, lo que hace “más interesante” a esta edición DIGITAL. Además podrás darte de alta para recibir una notificación cuando se haya publicado un nuevo número. Esta edición online, es muy interactiva, puedes ver videos y para ver algunos datos tendras que posar el puntero del mouse sobre la imagen o fingir que coloreas para descubrir otras. Además tiene publicidad interactiva ūüėÄ y podrás descargar artículos completos sin ningún costo.

Excelente iniciativa por parte de la revista Muy Interesante en México, es una alternativa para quién quiere ahorrarse una lana al comprarla :P, aunque al ver la edición digital, te motiva a comprar la edición real.

Muy Interesante DIGITAL

Loading Facebook Comments ...

17 Comentarios en “Revista Muy Interesante con versión online

  1. GENETICA Y CRISTIANISMO..
    por J.M.Moreno G.
    El análisis de la estrategia genética contenida en el ADN del ser humano, y el estudio riguroso de la mecánica de las facultades conscientes que determinan las conductas, sumada a la comprobación de que esas facultades también están determinadas en la programación genética, conduce a pensar en la congruencia que existe entre los principios biológicos que rigen la genética, y los principios morales contenidos en la doctrina cristiana, pues las coincidencias de propósitos que existen entre ambas, son realmente impresionantes.
    Las normas cristianas en cuanto a la afinidad, la unión entre géneros distintos, la unidad orgánica familiar, el respeto a la vida, y el legado de las costumbres y tradiciones, hacen que el desarrollo individual, y la construcción familiar no sólo sean semejantes, sino que parecen estar directamente relacionados con los principios que actualmente conocemos mediante el estudio de la información genética.
    Advertir esta analogía con los conocimientos científicos y sociológicos propios de la época en que vivimos puede resultar sencillo, pero que un ser de hace más de veinte siglos formulara una doctrina tan semejante a la que rige los principios de la propia esencia biológica del ser y a los propósitos de su naturaleza, es asunto para ser meditado muy profundamente.
    En una √©poca de ignorancia y superstici√≥n en la que eran muy escasos y rudimentarios los conocimientos cient√≠ficos relacionados con la biolog√≠a del ser humano, Jes√ļs resalta con su doctrina como la m√°s importante visi√≥n prof√©tica de la vida y el destino de la especie.
    Vino a despertar la conciencia de los seres. A decirles que
    la potencia creadora de la vida estaba en la conciencia de cada uno de ellos, y que la doctrina que predicaba era el camino para que cada cual viviera conforme a las leyes naturales y cumpliera las funciones para las que hab√≠a sido creado, se√Īal√°ndoles el modo de vida necesario para una plena realizaci√≥n personal, y para que en consecuencia se produjera la evoluci√≥n social destinada a hacer realidad la afinidad, la paz, y la justicia, en todo el orbe, y a explicar, con su ejemplo, y con su mandamiento del amor al pr√≥jimo, que la afinidad es la base de la vida en todos los sentidos.
    De una manera prodigiosa, si no misteriosa, su doctrina corresponde curiosamente a la conducta determinada en la estrategia genética programada por la potencia consciente iniciadora de la vida, lo que significa que el creador de la doctrina se adelantó, en aquella lejana época, a los descubrimientos científicos que habrían de venir veinte siglos después, con una misteriosa y prodigiosa visión de las leyes que determinan el origen, el desarrollo, y el propósito de la vida del ser, y la importancia de la reglamentación consciente de las conductas para la vida natural, la justicia, y la convivencia.
    Muchas de las previsiones que hace la doctrina cristiana respecto a las actuales transgresiones a las leyes naturales, la moral, y el respeto a la vida, se entender√≠an mejor si se observara cuan cercanas est√°n esas ense√Īanzas de las propias leyes establecidas por el c√≥digo gen√©tico en los comienzos mismos de nuestra existencia.
    Y todo esto, porque en el código genético no sólo están establecidas las conductas celulares del organismo, sino también las características y las facultades de nuestra propia conciencia.
    Al remecer y tratar de despertar la conciencia de los hombres, el Divino Maestro sabía, de manera inexplicable, que en sus preceptos estaba aplicando los principios fundamentales de la existencia. Por eso le contestó con altivez a Pilatos, que él , y su doctrina, representaban el verdadero camino de la vida

  2. Acabo de encontrar otro artículo del mismo autor que me parece interesante colocar aquí, como complemento a las inserciones de José Antonio y Diego Rivera.
    Continuaré buscando, y si encuentro algo más lo insertaré.-
    Un saludo cordial desde Mendoza, Argentina.

    EL FACTOR DE UNIDAD.
    por J.M.Moreno.

    Tras la comprobación del nexo espiritual existente entre la estrategia genética del ADN y la doctrina cristiana, no resulta difícil pronosticar que ese hallazgo será determinante para que todas las iglesias cristianas, sin perder su propia identidad y organización, acaben uniéndose en sus propósitos fundamentales, coincidiendo en sus fines, y en la aplicación de los principios de dicha estrategia natural.
    Al descubrir la programación genética de la vida del ser, se ha descubierto también el camino natural de la evolución de la sociedad como organismo, y por tanto el proceso que debe seguir su educación y reglamentación, a partir de la formación individual, la estructura familiar, y la legislación social.
    En otras palabras, la biogenia determina la ontogenia y la filogenia.
    La uni√≥n de todas las iglesias cristianas deber√° producirse alrededor de esa programaci√≥n, a√ļn cuando sigan existiendo divergencias de formas, porque de esa uni√≥n no resultar√° s√≥lo la fuerza que impulse definitivamente a la religi√≥n cristiana, sino que revitalizar√° al mismo tiempo a la organizaci√≥n de cada iglesia y facilitar√° su propia expansi√≥n.
    El cristianismo es patrimonio por igual de todas las iglesias cristianas, y al ser considerado como una doctrina natural, no admite interpretaciones ni exégesis distintas, y de esa manera cada iglesia estará trabajando con la convicción de que está contribuyendo a la aplicación de una doctrina que está destinada a formar una conciencia universal que proteja la vida, la evolución natural individual, la moral, la armonía en el orden social, y la preparación de la conciencia individual y colectiva para una nueva forma de vida.
    De tal manera que cada iglesia estará trabajando por ese ideal cristiano, a su modo, en su lugar y en sus condiciones, sabiendo que forma parte vital de un todo que procura la evolución consciente necesaria para que la visión del Divino Maestro se haga realidad viva en todo el orbe.
    Por eso es urgente que cada iglesia empiece por incluir de manera sobresaliente en sus ense√Īanzas y enlaces, la congruencia existente entre gen√©tica y cristianismo, que demuestra que la doctrina de Jes√ļs no es una doctrina m√°s, sino las √ļnica que contiene una visi√≥n prof√©tica natural de la vida, y est√° muy distante de las dem√°s doctrinas.

  3. Me han conducido a este blog dos alumnos ,extremadamente entusiastas, y despu√©s de estudiar rigurosamente el contenido de todos los art√≠culos que me han tra√≠do, provenientes de peri√≥dicos,y publicaciones insertadas en este blog y en otras web, sobre la teor√≠a del Sr. Moreno, tras meditar al respecto, me he quedado con una de sus frases en la que en s√≠ntesis dice que “la biogenia se reproduce en la ontogenia y la filogenia”.

    Esto vendría de alguna manera a significar que toda la historia del desarrollo humano, en su proceso natural evolutivo, estaría predeterminada por los principios de la estrategia del ADN.

    El autor estaría planteando nada menos que una nueva teoría de la evolución natural, basada en el determinismo consciente, la cual desplazaría de una manera más sólida al darwinismo, que sólo considera la evolución sucesiva de las formas.

    Aqu√≠ la evoluci√≥n estar√≠a vinculada al or√≠gen, y en consecuencia a las distintas capacidades conscientes que determinan tanto las conductas como las formas, partiendo de labase que el √≥rgano es creado para la funci√≥n, y considerando a la conciencia, no como la capacidad de entendimiento, sino como una potencia creadora y programadora, cuyos dominios son los determinantes de las conductas, siendo estas, tal como expresa el autor, voluntarias o autom√°ticas, seg√ļn est√© o no presente la atenci√≥n del pensamiento.

    Al parecer el Sr. Moreno ha llegado a su teor√≠a tras muchos a√Īos de estudios biogen√©ticos, y an√°lisis de las conductas conscientes individuales, lo cual ha de haberle conducido al consiguiente an√°lisis de las facultades de la conciencia,para averiguar la mec√°nica que determina las conductas, llegando a la conclusi√≥n de que nuestras facultades conscientes tambi√©n est√°n determinadas en los principios del ADN, y en consecuencia, no s√≥lo esa potencia estar√≠a presente en cada c√©lula en forma de un legado en cadena, puesto que todas tienen una misma paternidad en el genomsa,sino que nuestra conciencia ser√≠a una r√©plica de la potencia programadora,generadora, y preservadora de la vida.

    De ah√≠ su frase magistral, que “la biogenia se reproduce en la ontogenia y en la filogenia”.

    Estoy muy de acuerdo con esta teoría, y le agradecería a su autor que explicara con más detalles el proceso que ha seguido en sus investigaciones, pues también sería muy interesante ese aspecto de su trabajo.

    Debo a√Īadir que los dos campos de investigaci√≥n en los que ha trabajado el Sr. Moreno, son en estos momentos las mayores procupaci√≥nes de la filosof√≠a y la biogen√©tica.
    Perdón por extenderme demasiado en mi comentario, pero este es un tema realmente apasionante.

    (Comentario dejado en nuestro blog por un profesor de filosof√≠a. Publica: Grupo “GENETICA CRISTIANA”).

  4. Nos permitimos transcribir parte del contenido de la respuesta del St. Moreno a una persona especializada en el los estudios bíblicos, por considerala de interés.
    Grupo “GENETICA CRISTIANA”

    “Con mucho esfuerzo y dedicaci√≥n llegu√© a entender que se estaba empleando un falso concepto de la conciencia, confundi√©ndola con el entendimiento de una situaci√≥n dada. Y eso me llev√≥ a estudiar la mec√°nica consciente que determina las conductas, y a reconocer cada uno de sus dominios, alejado de una psicolog√≠a s√≥lo sustentada por conceptos atrasados, sin ning√ļn fundamento real. Sobre este tema he escrito una obra de ensayo titulada ‚ÄúEl Impulso Integral‚ÄĚ que saldr√° al p√ļblico en breve.

    Fue entonces cuando empecé a buscar la luz, no en los reflejos, sino en el foco, investigando el origen de las capacidades conscientes en la genética, dándome cuenta de que en el ADN también estaban programadas nuestras facultades conscientes, a imagen y semejanza de la Conciencia programadora y creadora de los genes y del genoma humanos.

    Entendí que la biogenia se reproduce en la ontogenia y en la filogenia, y buscando las proyecciones de los principios genéticos al individuo y a la sociedad, y observando la necesidad de principios semejantes, pude advertir que la doctrina cristiana, no sólo los contenía, sino que prodigiosamente era casi una réplica de los mismos.
    Admiro su dominio de las Sagradas Escrituras, pero debe comprender que estamos trabajando en √°mbitos distintos. Usted basa su fe en los Tstimonios, lo cual es muy loable. A mi me bastan y me inspiran las tres palabras que pronunci√≥ Jes√ļs ante Pilatos.
    Un cordial saludo de quien se honra con su anistad.”

  5. El grupo “GENETICA CRISTIANA” le ha enviado la siguiente nota de agradecimiento al Honorable Pastor de la Iglesia Latina de Munich:

    Querido Pastor:
    A√ļn cuando sabemos que don Jos√© Manuel Moreno ya le ha exprseado su gratitud, nuestro grupo tambi√©n desea agradecerle su nobleza al darle especial importancia a su principal art√≠culo.

    Gracias, hermano, porque sin dudarlo, ni preguntarle de dónde venía,entendiendo el alcance de sus palabras, le has dado posada al peregrino en el portal de tu casa.
    Somos un grupo heterogéneo de cristianos, que nos hemos constituído para divulgar los pensamientos del Sr. Moreno.

    Cuente con nuestro apoyo y simpat√≠a para cualquier labor en la que podamos serle √ļtiles.

    Salud y Fé.

    Grupo “GENETICA CRISTIANA

  6. NOTA:
    El grupo GENETICA CRISTIANA, a través de los artículos de don José Manuel Moreno, está trabajando en favor de
    la unidad de todas las iglesias cristianas.
    Visita nuestro blog y deja tu comentario.
    Y si est√°s de acuerdo con esas ideas, √ļnete a nuestro
    grupo “GENETICA CRISTIANA” en el email:
    j_m_e_moreno@yahoo.es. se√Īalando para:
    GENETICA CRISTIANA.

  7. Varis personas han solicitado conocer el proceso seguido por su autor en su tesis, por lo que nos complace publicarlo a continuación.

    Proceso de mi tesis ‚ÄúGENETICA Y CRISTIANISMO‚ÄĚ.
    por J,M,Moreno.
    Tras un largo estudio de las conductas del ser humano durante varios a√Īos, llegu√© a la conclusi√≥n de que el concepto de ‚Äúconciencia‚ÄĚ que se est√° empleando para el an√°lisis de las conductas, s√≥lo corresponde al entendimiento o dominio racional de de una situaci√≥n dada, y as√≠ suele decirse ‚Äúsoy consciente de que est√° lloviendo‚ÄĚ, o ‚Äúde que este organigrama est√° completo‚ÄĚ, pues el an√°lisis de las conductas me condujo a deducir que eran el resultado de las funciones de distintos dominios conscientes, determinando el foco de atenci√≥n del pensamiento el que la conducta fuera voluntaria o autom√°tica.
    Identifiqué después tres dominios fundamentales, o subconciencias: el movimiento que tenía que ver con la acción, el razonamiento que correspondía a la relación de ideas, y el propósito u objetivo, los cuales cumplían las funciones fundamentales de la vida, denominando esos estados como Conciencia de Movimiento, Conciencia Relativa, y Conciencia objetiva, lo que resultaba en una Conciencia Trinitaria.
    Nuestra conciencia no era pues nuestro razonamiento o entendimiento, sino que esas dos funciones sólo correspondían a una parte de ella.
    Estudiando la mec√°nica consciente de esas tres subconciencias o dominios, llegu√© al conocimiento de sus interrelaciones, en las que la atenci√≥n del pensamiento, era algo muy parecido a la flecha que determina el dominio en un ordenador, realizando posteriormente un gr√°fico de los tres dominios con sus correspondientes ramas voluntaria y autom√°tica, al que denomin√© ‚ÄúGrafico conceptual de los Dominio Conscientes‚ÄĚ, y que es fundamental para tener un entendimiento completo de la mec√°nica interactiva de los dominios.
    Para demostrar la realidad de mi apreciación, puse el ejemplo de alguien que camina con la atención de su pensamiento puesta en sus pasos (movimiento voluntario), pero que de pronto piensa en la solución de un problema que le aguarda en su oficina. La atención de su pensamiento pasa entonces al dominio del razonamiento, y en consecuencia razona de manera voluntaria, pero está caminando ahora de manera automática.
    Habiendo llegado a estos conocimientos, y entendiendo a la conciencia como una capacidad o potencia programadora y creadora, me di cuenta de que no ten√≠a que buscar su naturaleza en una psicolog√≠a que consideraba equivocada a partir de su concepto de ‚Äúconciencia‚ÄĚ y sus desviaciones conductistas, y olvid√°ndome de los reflejos de la luz, decid√≠ buscar su origen en el foco, es decir en la conciencia pimigenia del ser, esto es, su gen√©tica.
    Tras alg√ļn tiempo de estudiar la biogen√©tica desde la perspectiva de que la conciencia es una potencia programadora y creadora, y no un simple entendimiento, puede observar que la perfecta estrategia contenida en el ADN y determinada en los cromosomas, tambi√©n deb√≠a haber sido necesariamente el resultado de una potencia consciente programadora y generadora de la vida.
    Entendí que esa potencia consciente ya estaba como vida organizada en los genes femenino y masculino, es decir, en el óvulo y en el espermatozoide, y que todo estaba predispuesto para que de su unión se gestara un genoma que daría lugar a una nueva vida.
    Pero los dos genes aportaban su potencia consciente y sus estrategias genéticas a esa nueva vida, por lo que, aunque fuera distinta como resultante, seguía en posesión de los principios genéticos que la defendiera, desarrollara, y dirigiera.
    Fue en es instante cuando entend√≠ que en los principios de la estrategia gen√©tica no s√≥lo estaban programas las conductas celulares del nuevo ser, sino tambi√©n sus propias capacidades conscientes, en otras palabras, que los seres humanos pose√≠amos unas capacidades conscientes heredadas de la potencia programadora de los principios gen√©ticos, o por decirlo de manera m√°s clara, que nuestra conciencia era una proyecci√≥n de la potencia consciente gen√©tica, probablemente dise√Īada a su imagen y semejanza.
    Alg√ļn tiempo despu√©s entend√≠ que, as√≠ como hab√≠a determinados principios naturales en la gen√©tica, destinados a gestar, defender, desarrollar, y dirigir la vida del ser, deber√≠a haberlos para procurar proyectar esos mismos principios a la vida individual, la familia, la sociedad, y la humanidad.
    Me di cuenta que esos principios no estaban representados en el espíritu del derecho de la ley, ni en los reglamentos, protocolos, o constituciones sociales, distintos y adaptados a las costumbres y razas, sino que debía existir una institución que cuidara de la formación natural , en el aspecto ético y moral, de la sólida constitución familiar, base de las estructura social, y de todas aquellas normas que tuvieran que ver con la vida social y con las relaciones humanas.
    Y entend√≠ que las √ļnicas instituciones que por tradici√≥n se ocupaban de esos fines, eran las religiones.
    Entonces, estudiando en profundidad los principios de las principales religiones, las fui descartando en la medida de que sus doctrina transgred√≠an determinados principios naturales, quedando s√≥lo el cristianismo como la √ļnica religi√≥n cuya doctrina coincid√≠a, en sus preceptos y reglas morales, con los principios naturales derivados de la gen√©tica, puesto que proteg√≠a la vida desde su principio, procuraba una evoluci√≥n natural del ser, cuidaba de la constituci√≥n y la tradici√≥n familiar, y hac√≠a posible la afinidad y la vida social en tanto que cada cual respetara los principios naturales de la vida.
    Cierto d√≠a, muy se√Īalado, tras estudiar en profundidad el ejemplo de Jes√ļs de Nazareth, advert√≠ que no s√≥lo en su vida y en sus hechos estaban presentes siempre los principios conscientes naturales, sino que los hab√≠a legado magistralmente con s√≥lo diecis√©is palabras:
    En el aspecto ejemplar: ‚ÄúYo soy la verdad, el camino, y la vida‚ÄĚ. Y en el aspecto social. ‚ÄúQue am√©is al pr√≥jimo como a vosotros mismos‚ÄĚ
    Estos fundamentos cient√≠ficos ofrecen bases s√≥lidas al cristianismo como la √ļnica doctrina natural, y deber√≠an ser considerados y ense√Īados en la educaci√≥n desde temprana edad, as√≠ como en cualquier discusi√≥n sobre los diversos aspectos sociales, o religiosos.

  8. Como autor de este blog, les pido porfavor que dejen de hacer spam y de incitar a la gente a que visite su blog, cada quien es libre de creer en lo que desee.

    Ustedes no hacen mas que repetir el mismo comentario una y otra vez.

    Les pido que sean mas reservados y no tan amarillistas.

  9. Del grupo G.C. al se√Īor Vargas.

    Su opinión es tan respetable como la nuestra, pero es a la vez contradictoria, pues pone en tela de juicio nuestra libertad de opinión, colocándonos apelativos inmerecidos.
    Como los blogs son sitios de opini√≥n, usted har√≠a bien en emitir la suya sobre el tema que planteamos, pero en ning√ļn momento calificarnos, ni ver nada negativo en nuestra obra.
    Decía un célebre autor, que la mejor opinión de quien no entiende algo, es el silencio.
    Nosotros no estamos repitiendo nada que otros hayan dicho. Estamos exponiendo una tesis muy importante en sus aspectos biológico y teológico.
    Naturalmente, para entenderla, es necesario el tener un conocimiento, al menos superficial, de esas dos especialidades.
    Cuando Homero recitaba sus poemas en p√ļblico, hab√≠a un tal Zoilo que iba a escucharle solo para silbarle al final en se√Īal de desacuerdo.
    Hoy Homero es una figura se√Īera de la literatura griega, y el nombre de Zoilo, es usado como un apelativo bastante despectivo con que se moteja a quien critica algo sin saber de qu√© va.
    A pesar de todo, le enviamos un cordial saludo.

  10. Es de esperar que nuestro desacuerdo con la opini√≥n del se√Īor Alan Vagas no signifique que se nos censure en este blog, o se nos impida el acceso a √©l con nuestras ideas.
    Por otra parte,no deseamos entrar en controversias con quienes no esten de acuerdo con ellas.

  11. En ningun momento los estoy censurando, solamente les pido que dejen de comentar lo mismo una y otra vez.

    El que este o no de acuerdo con sus ideas no es motivo para que yo los censure, al contrario, son libres de hablar y opinar.

    Pero entiendan que una y otra vez escriben lo mismo, no se ha donde quieren llegar con esto.

  12. CONSIDERACIONES SOBRE MI TESIS “GENETICA Y CRISTIANISMO”.
    por J,M,E,Moreno Gonz√°lez.

    Es innegable que la filosofía de cualquier estructura, está basada en determinados principios destinados generalmente a la defensa, el desarrollo, y los propósitos de su organización.
    Es en otras palabras, lo que determina su impulso integral vital.
    Toda la complejidad de las estructuras del ADN está también sometida a esos principios, en cuanto a la protección y el desarrollo de la vida.
    Hasta donde en la actualidad entendemos, la asociación para la vida empieza con la afinidad y el equilibrio entre átomos para formar moléculas, la unión de moléculas para formar células, y la afinidad y unión de estas para constituir órganos. Pero para que eso suceda se precisa de un proyecto, es decir, de una conciencia organizadora que conozca los propósitos y determine los principios o leyes fundamentales que concurran hacia ese proyecto.
    Al aceptar que los principios vitales estén contenidos en los átomos , se está reconociendo que existe una potencia consciente que organiza su funcionalidad y controla su afinidad y su equilibrio desde sus partículas componentes.
    Donde quiera que exista un orden organizado, debe existir necesariamente una potencia organizadora, en este caso probablemente metafísica.
    El biólogo, James D. Watson y el bioquímico, Francis Crack, trabajando conjuntamente en la intersección de sus dos especialidades, descubrieron la estructura en forma de doble hélice del ADN, estableciendo que la vida orgánica tenía su orígen en la asociación química de determinadas moléculas.
    Aparentemente se trataba de una generaci√≥n espont√°nea, pero segu√≠a pendiente la pregunta: ¬Ņ qu√© inteligencia superior, qu√© conciencia metaf√≠sica, program√≥ todo ese maravilloso proceso de duplicidad y complementariedad de secuencias?.
    Como bien dijo Watson en su momento glorioso, al recibir el Nobel compartido, en 1962, hab√≠an descubierto ‚Äúel gui√≥n b√°sico de la vida‚ÄĚ, ‚Äúel lenguaje con que Dios programaba la existencia‚ÄĚ.
    Pero el secreto de la vida no es producto de la qu√≠mica molecular, puesto que esta tambi√©n se rige por determinados principios inequ√≠vocos que se√Īalan que la materializaci√≥n org√°nica s√≥lo es un suceso que resulta de un proceso consciente puesto que contiene un prop√≥sito.
    El estudio de esos principios, y el hallar que en ellos no solo está programada la conducta celular, sino también nuestras facultades conscientes, me hizo entender que resulta lógico y natural el pensar que los principios reguladores de la biogenia deben reproducirse en la ontogenia y la fiologenia, es decir, en la educación del individuo, y el las relaciones sociales.
    Y como quiera que son las religiones las que tratan de aplicar de manera natural esos principios, analizando lo fundamental de las distintas religiones, pude notar que es en la doctrina cristiana , m√°s que en ninguna otra, donde se expresan, como preceptos.
    En consecuencia, mi tesis lleva impl√≠cito el que se hace necesario el reivindicar los valores de la doctrina cristiana, instituy√©ndola, al menos como asignatura opcional, en los centros de ense√Īanza de todas las naciones con mayor√≠as cristianas, pues no es admisible el que, por el contrario, se est√©
    obligando a los ni√Īos y j√≥venes a que acepten el ser alienados hacia el laicismo.
    En s√≠ntesis, toda mi teor√≠a est√° impl√≠cita en los tres conceptos tril√≥gicos expresados por Jes√ļs de Nazareth al contestarle a Pilatos qu√© √©l representaba el verdadero camino de la vida.

  13. SOBRE RACISMO.
    Por J. M. Moreno Gonz√°lez

    Ser racista es carecer de conocimientos sobre Genética, pues de otro modo se tendrá el conocimiento de que toda la especie humana, y todas las razas, provenimos de un mismo tronco, los San, una tribu negra del sur de Africa, todavía existente.
    Nuestro linaje puede tener alrededor de unos cincuenta millones de a√Īos, habiendo emigrado desde Africa a Asia,Europa del Este y de Oeste,Australia, Norteam√©rica, y Centro y Sudam√©rica, en ese mismo orden.
    El linaje es el mismo en los ciento cincuenta mil √ļltimos a√Īos, pero se prolonga desde los San mucho m√°s lejos.
    Esto se ha descubierto gracias al an√°lisis mitocondr√≠aco del ADN en el hombre, y el cromosoma “Y” en la mujer, de modo que dividir la especie humana en razas, por su color, su cultura, o sus costumbres, es desconocer esa realidad cient√≠fica.
    Todos provenimos de un mismo tronco, y esa genealogía está demostrada, con el estudio genético de los distintos pueblos, llevado a cabo por el Proyecto Genoma Humano, (HGP) y la aportación de numerosos científicos ilustres, como Philip Tobías, Meter, Hammer, Underhill,Cann, Wilson, Pauling Zuckerkandle, y otros.
    El color de la piel se debe a la diferencia climática, y es proporcional a la mayor cantidad de melanina, una sustancia que producen las células de la piel, para contrarrestar los efectos de los rayos ultravioletas provenientes del impacto fotónico solar.
    En cuanto a los distintos niveles intelectuales de los pueblos, corresponderían a la evolución de sus facultades conscientes, determinantes del desarrollo del cerebro, el pensamiento, y la comunicación mediante la palabra.
    De manera que el concepto de racismo, aun cuando se siga explotando por razones políticas en muchos lugares del mundo, carece de significado científico.

  14. PROGRESANDO HACIA ATRAS.
    por J,M,Moreno Gonz√°lez.

    En 1654, Oliverio Cromwell inici√≥ en Irlanda la persecuci√≥n m√°s vergonzosa que haya habido contra el catolicismo, el cual fue calificado de ‚Äúpapismo‚ÄĚ , cerrando los templos, y desterrando poblaciones enteras de n√ļcleos cat√≥licos hacia regiones subdesarrolladas y territorios hostiles.
    El intervenir en la educación fue una de las medidas más drásticas, creando leyes penales que aseguraran que el catolicismo no volviera a levantar cabeza.
    En 1709 se impuso por decreto ‚Äú que cualquier persona de la religi√≥n ‚Äúpapista‚ÄĚ que p√ļblicamente ense√Īe o instruya a j√≥venes en una casa privada, o ejerza de ayudante de un maestro de escuela protestante, ser√° perseguido‚ÄĚ, premiando con 50 libras a quien delatara a cualquier miembro de la jerarqu√≠a directiva o contemplativa cat√≥lica, 20 por cada sacerdote, y 10 por cada maestro o ayudante, dinero que ser√≠a recaudado entre la poblaci√≥n cat√≥lica correspondiente.
    Pero esas medidas sólo produjeron una enérgica reacción contraria pasiva, y una enorme cantidad de estudiantes optaron por concurrir a escuelas católicas encubiertas.
    El poeta John O‚ÄôHagan escribi√≥: ‚Äú A√ļn agazapados bajo el seto protector, o tumbados sobre helechos en las monta√Īas. El maestro y sus disc√≠pulos se reun√≠an de manera furtiva para aprender‚ÄĚ.
    En una √©poca en la que todas las iglesias cristianas est√°n tratando de unificarse, y que la Gen√©tica le abre las puertas de las ciencia al cristianismo, resulta parad√≥jico que se vuelvan a repetir las insensateces de Cronwell, tratando de eliminar las ense√Īanzas cristianes de las escuelas, bajo el pretexto de darle al educado una formaci√≥n para la convivencia social, en circunstancias de que los principios morales y sociales m√°s valiosos est√°n incluidos en el cristianismo, principal fuente de nuestra cultura occidental.
    No cabe duda de que, en nombre de un supuesto progresismo, estamos caminando hacia atrás. Pero algo muy especial debe tener el cristianismo como doctrina natural, porque en todas las épocas de persecución ha sabido resurgir con más fuerza.

Comentarios cerrados.